Los famosos y los ricos también piden créditos

¿Quién iba a imaginar que ricos famosos como 50 Cent o Kanye West iban a necesitar pedir creditos rapidos con su extraordinaria cifra anual de ingresos? Sin embargo los raperos no están en su mejor momento económico.

50 Cent se declaró en bancarrota y tuvo que pasar por el juzgado para poner en orden sus cuentas y, sobre todo, sus deudas. Y allí sigue asegurando que el dinero del que alardea en sus redes sociales es falso, como el de sus videoclips…

Kanye West, por otro lado, tuvo que confesar por Twitter que debe al menos 50 millones de dólares, y por la misma red social escribió, varias veces e insistentemente, a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, pidiéndole que le ayudara con su deuda invirtiendo en su proyecto.

Zuckerberg nunca respondió, y mucho menos en público y por Twitter, pero a veces el silencio es una respuesta. Parece que Kanye va a tener que buscar otras salidas a sus problemas.

Y es que no por ser rico se tiene siempre dinero a mano para todo lo que se necesite. Que se lo digan a 50 Cent, Kanye West o otros tantos que copan las portadas de actualidad como grandes celebrities.

No eres ninguno de ellos, lo sé, pero no te desanimes. Para la gente normal hay otras alternativas, sobre todo, gracias a Internet.

En los últimos días he descubierto alguna que otra solución efectiva. Por ejemplo http://www.dineritoahora.es , una web con tipos de interés más que razonables, sobre todo en esta época en la que los bancos no abren mucho sus puertas al cliente común.

Se trata de créditos rápidos en un par de clicks que no se tardan más de 5 minutos en solicitarse desde casa. Como un rico. Internet y los proyectos de la gente han conseguido que muchas oportunidades estén al alcance de muchos.

Hay muchas páginas del estilo, pero pocas fiables con comentarios positivos de los usuarios. Es importante saber muy bien lo que se quiere y leer bien las condiciones de cada sitio. Si algo funciona, habrá alguien recomendándolo a otro en algún lugar de la red.

Las ayudas en internet sí existen, no son milagros – como dicen muchos con cierta razón, que dudan ante lo desconocido, pero hay que buscarlas bien, y fiarte de alguien que ya la haya usado. Compruébalo tú mismo con tus propios ojos, o mejor dicho, con tu cuenta corriente.